EL RIESGO, UN CAPITULO OBLIGATORIO PARA CONOCER

0
88

El riesgo es una variable que deberíamos aprender a conocer. El riesgo es todo proceso del cual no tenemos certeza de su evolución, el riesgo financiero se puede entender como la posibilidad de que los beneficios obtenidos sean menores a los estimados o de que no hay un retorno en absoluto.

Para referirnos a Desvíos hay que citar el gran trabajo llevado adelante por Harry Markowitz, llamado la Teoría del Portafolio, publicada en 1952 y reformulada en 1959, en ella H. Markowitz plantea las ventajas de diversificar inversiones para de esta manera reducir el riesgo.

La idea de diversificar inversiones implica distribuir los recursos en diversas áreas, como por ejemplo: industria, construcción, tecnologías, recursos naturales, I+D, etc. A esto Markowitz lo llamó cartera o portafolio, y su tesis era que mientras mejor diversificado estuviera ese portafolio, estaría mejor preparado para enfrentar los riesgos. El CAPM (Capital Asset Pricing Model) en 1966, dio un paso más adelante al buscar la maximización del retorno de cada acción y obtener con ello un portafolio aún más rentable.

Su trabajo clasifica al Riesgo en dos: Riesgo Sistemático y Riesgo No Sistemático. El riesgo sistemático se refiere a la incertidumbre económica general, al entorno, a lo exógeno, a aquello que no podemos controlar. El riesgo no sistemático, en cambio, es un riesgo específico de la empresa o de nuestro sector económico. Es decir, es nuestro propio riesgo.

El concepto de diversificación tiene aun mas historia, en el año 1698 William Shaskpeare en su obra teatral EL MERCADER DE VENECIA, desarrolló el concepto en busca de eliminar parte del riesgo. Antonio, un rico Mercader y dueño de barcos utilizados en el comercio para cruzar el mediterráneo, distribuía toda su fortuna en partes similares entre los navíos pertenecientes a su flota, minimizando de esa manera la posibilidad de perdida ya sea por que se fuera a pique o por piratería.

En el alcance de este modelo, un inversionista racional no debería tomar ningún riesgo que sea diversificable, pues solamente el riesgo no diversificable es recompensado con un retorno mayor.

Medir el Riesgo

Pero la gran pregunta es, si podemos ubicar nuestra posición de riesgo a un nivel de rendimiento adecuado. Para ello la estadística ha dado herramientas necesarias para poder medir y detectar nuestro nivel de riesgo. La varianza (σ²) su fx= (σ²= å[px . (rx – E(r))²] es una medida de dispersión de los posibles resultados, se expresa en porcentajes cuadrados, lo que dificulta su interpretación, por ende se calcula el Desvío Típico o Estándar, que no es más ni menos el proceso de la eliminación cuadrática mediante el uso de la raíz (σ = √σ²) que se expresa en la misma unidad de medida que los rendimientos observados.

Riesgo en el Mercado Local

Los niveles de exposición asumidos por cada actor del mercado están sometidos a una porción de retorno, en el mercado local hubo un cierto parámetro de rendimiento por unidad de Riesgo durante el primer Semestre, pero de cara a lo que viene hay indicadores que señalan que esa relación ya no es la misma. Motivo por el cual cada inversor deberá volver a evaluar su perfil y si su cartera cumple con tal condición.

El Mercado domestico supero los 22500 puntos y fijo un máximo, desde allí ha mantenido corrección casi perpetua hasta casi los 21000 puntos básicos, con noticias poco o nada productivas. Hay síntomas de fatiga, falta de fuerza para recomponer posiciones y volver a testear la zona de resistencia de fin de mayo.

La economía real también es selectiva.

Las tan ansiadas inversiones siguen en pausa y nuevas implicancias le agregan más picor. No cayó bien en el mercado externo el bono a 1 siglo de plazo y ni que hablar la decisión de Morgan Stanley de considerar que las condiciones locales no califican para reconfigurar al País en zona de emergentes.

Índices mejoran, y la lectura fría de los números es buena, empezó a crecer la actividad (se estima 3/3,5 por ciento para este año) y rompe racha negativa, crecimiento del PBI, Sectores (Agro, Energía y Construcción) los primeros en despegar. El Déficit Fiscal (por el impacto del blanqueo) mejora, la Inflación proyectada se achica, y el Ingreso Per Cápita se proyecta en USD 14.090 a fin del 2017.

El mercado respondió de manera positiva, estimulado por variables económicas locales y globales y apoyado en la lectura matemática, ahora con el retraso de impacto por sobre la economía real, el mercado podría sufrir falta de fuerza y una posterior contracción.

Señales desde el exterior

Desde EE UU hay señales, los activos de riesgo vienen subiendo hace mucho, con niveles de volatilidad muy chicos, la labor de los bancos Centrales como motivadores del mercado ha sido elemental, pero hasta cuándo van a mantener esa política de estimulo, o hasta cuando soportan los balances este mecanismo. Con tasas de interés en ajuste positivo luego de varios periodos de tasas casi en 0%, los efectos pueden ser desconocidos y habrá que estar atento a los impactos de corto plazo.

Por Lic. Javier Mallo
@javiermallo1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here