ESPERT: “CON ABSOLUTA MALICIA, EL DESTAPE WEB TRANSFORMÓ LO QUE DIJE”

Asi lo afirmó el economista José Luis Espert, consultado por Cinco Ruedas acerca de la nota publicada por El Destape Web.

0
423
Espert, economista

La suba de tasas de las Lebac generó polémica en todos los ámbitos cotidianos, tanto en la TV, como radio y redes sociales se estuvo hablando del tema. El mercado reaccionó a la baja desde el jueves pasado, liquidando posiciones en acciones para tener líquido disponible el martes y poder licitar Lebacs al 28,75% nominal anual.

El lunes pasado, el economista José Luis Espert fue invitado al programa de Alejandro Fantino (Animales Sueltos) para hablar de la economía que se viene. En un momento dado el economista habló sobre lo que pasó en 2001, y al otro día El Destape Web sacó una nota titulada “PREVEEN NUEVO CORRALITO” (ver nota) haciendo referencia a las palabras de Espert.

Consultado por este medio, Espert pudo descargarse y aclaró que lo que hizo El Destape Web fue con absoluta malicia. “En un momento estabamos hablando sobre lo que pasó en 2001, y con absoluta malicia, El Destape Web transformó lo que estabamos hablando en algo que yo digo que va a pasar” dijo Espert a CINCO RUEDAS. Por si quedaban dudas, el economista aclaró también que “entre una cosa y otra no hay ninguna conexión, fue algo burdo”.

Al respecto, Carlos Paul, analista de mercado reflexionó que “una cosa es que un comentarista de futbol diga que River le va a ganar a Boca, no pasa nada… Pero cuando un economista reconocido como Espert dice algo y es tergiversado en los medios, puede generar expectativas falsas e incertidumbre; es malicioso”.

José Luis Espert fue elegido por nuestros seguidores como el economista más reconocido del año por su trabajo en los medios. La disputa la ganó contra otros economistas también mediáticos de alto nivel académico como Javier Milei, Matías Tombolini y Martín Tetaz. En junio, lanzamos la edición mensual con Espert en tapa:

VER REVISTA


Estos son algunos de los fragmentos más importantes de la nota a Espert:

“Fiscalmente hablando, estamos peor que en los últimos años del kirchnerismo”

¿Cual es su visión sobre la economía argentina?
– La economía está pasando por una de esas típicas etapas que ya las ha recorrido hasta el cansancio en los últimos ochenta años, pasando por una fase de crisis (año 2001-2002), recuperación y auge (2003-2011), y un período de deterioro que venimos transitando desde el 2011.
Lo que ha hecho Macri hasta ahora no es prácticamente ningún ajuste, ha bajado un poco la inflación, ha ajustado un poco las tarifas, pero después fiscalmente hablando estamos peor que en los últimos años del kirchnerismo. Así que se heredó una situación complicada, y es cierto también que se evitó una crisis que con el kirchnerismo era inevitable, pero estamos ahí. Puede ser que la economía arranque y que la recuperación dure algunos años, pero lo que se está haciendo no tiene ninguna sostenibilidad, en algún momento vamos a tener que discutir cómo hacemos para crecer, para que el dólar recupere competitividad y para que el fisco no tenga tanto déficit.

Nada cambio sustancialmente, salvo un poco el formato de financiamiento del déficit, este es un gobierno que se ha visto obligado o tomo la decisión de dejar de financiarse con la inflación para financiarse con deuda.

¿Cuál es su propuesta de cambio?
– En mi libro, “La Argentina Devorada”, lo que yo digo es que si Argentina quiere dejar de ser decadente, tiene que hacer un cambio de 180 grados. Tiene que abandonar la  sustitución de importaciones como proyecto productivo y reemplazarlo por una apertura de libre comercio y tiene que reemplazar el Estado presente deficitario por un Estado pagable y sin déficit; ese es el cambio estratégico, el que va a permitir crecimiento a tasa alta sostenida para empezar a crecer.

Para que la economía arranque, el ajuste tiene que ser importante, sino pasa lo que pasa ahora, parece que quiere levantar pero cuesta tanto que si arranca va a durar algún tiempo y no se sostiene. Entonces, ¿qué significa esto?, que los ajustes tienen que ser bien hechos y más cercanos al shock, pero fundamentalmente bien hechos. El de Macri no es un ajuste bien hecho, además creo que tiene un problema de gradualismo.

José Luis Espert“Hay una total incoherencia entre la política monetaria y la fiscal”

¿Pero no hubiera sido mayor el costo social con un ajuste de shock?
– Si el ajuste es creíble no, probablemente hubiésemos tenido una caída más fuerte durante el primer semestre del 2016, pero la economía hubiera arrancado mucho más fuerte de lo que está arrancando y con más vigor y con más sostenibilidad en el tiempo, porque esta recuperación va a durar muy poco. El nivel de PBI de hoy es igual al del 2011.
Si hubiera pagado costos inicialmente, obviamente, habría que haber hecho las cosas de una manera diferente. Yo diría que probablemente varias cadenas nacionales anunciando la situación crítica, pero Macri se presentó siempre como un kirchnerismo económico de buenos modales, yo creo que hoy las alternativas hacen las cosas diferentes y ni sospeches que nos hubiera ido mejor de lo que nos está yendo.
¿Cómo cortaría usted el déficit?
– Yo creo que hay una total incoherencia entre la política monetaria y la fiscal, o sea, si usted quiere tener un objetivo de inflación tan demandante, de 12 o 17% para este año cuando venimos de 40%, usted no puede tener 8-9 puntos de déficit fiscal. Porque con un déficit tan alto la incertidumbre es alta y si la incertidumbre es alta, la demanda de dinero no la explota, no hay confianza, entonces se ve obligado a bajar la inflación sólo tocando la oferta de dinero a través de la tasa de interés.
El gobierno debería haber sido consistente, si quiere esta meta de inflación el déficit tendría que haber sido más bajo, y si por la razón que sea no puede bajar el déficit, debería haber admitido una tasa de inflación de 30%, bajarla diez puntos respecto del año pasado.
El tema tarifas también es un problema porque quiere bajar la inflación pero las sigue tocando constantemente. Entonces, lo primero es que tendría que haber llevado las tarifas mucho más rápido a su nivel real, y lo segundo es que no se puede tener un millón y medio de empleados públicos que están ahí para disimular el desempleo.
Creo que los costos de no hacer lo que hay que hacer son mucho peores que hacer lo que hay que hacer.


Para terminar de leer la nota, y otras también igual de importantes suscríbase a Cinco Ruedas y lea la revista de junio: REVISTA CINCO RUEDAS Nº 172 DE JUNIO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here