CAPITAL, TIEMPO O TASA. ¿QUÉ IMPACTA MÁS EN LAS INVERSIONES?

0
484

Cuando comienzan a invertir, muchos ahorristas suelen enfocarse en el dinero con el que cuentan para invertir y en cómo obtener el máximo rendimiento para éste, dejando de lado el análisis del impacto del tiempo. Es que para los inversores, es mucho más atractivo fantasear con un rendimiento del 50% en pocos meses con una única inversión ganadora a la que pocos acceden o con conseguir un capital de u$s 1.000.000 que se materialice de la nada, que algo tan común en la vida de una persona como el simple paso del tiempo y empezar más temprano a invertir.

Difícilmente te venga a la cabeza algún comercial de una empresa de inversión que te diga “Invertí con nosotros u$s250 por mes y jubilate en 40 años con u$s 1.000.000”. No tendría mucho éxito esa campaña comercial, pero sería totalmente alcanzable para un simple inversor paciente y que invierta de manera sistemática.

Entonces la pregunta que puede surgir es, ¿en qué aspecto de tus inversiones conviene enfocarse para tener un mayor capital al final del horizonte de tiempo? ¿Contar con más dinero para invertir? ¿Obtener un rendimiento mayor de tus inversiones? ¿O disponer de mucho tiempo para estar invirtiendo? Más allá de los preconceptos que uno pueda tener, siempre es aconsejable en esto recurrir a los fríos números de los cálculos matemáticos.

Supongamos el caso de una persona que tiene una baja capacidad de ahorro mensual, como podrían ser los previamente mencionados u$s 250 mensuales (se utilizan dólares para disminuir el impacto de la inflación) y los invierte por 10 años a una tasa anual del 7%. El capital final que esta inversión arrojaría es de u$s 44.351. Partiendo de este caso base, sensibilicemos los resultados frente a cambios de la misma magnitud en términos porcentuales de cada una de las 3 variables por separado (tasa de rendimiento, aportes de capital y tiempo) y dejando las demás de manera constante. Así, por ejemplo, un cambio del 10% en la tasa la llevaría al 7,70% anual. Por otra parte, un cambio en el aporte de capital del 10% haría que aportara u$s 275 mensuales en lugar de u$s 250, mientras que un cambio de la misma magnitud en el tiempo haría que fueran 11 años en lugar de 10.

En las siguientes tablas podemos observar el capital final que se aborda en cada uno de estos casos:

Incremento Porcentual Tasa de rendimiento Aportes de Capital Tiempo
Caso Base $44.351 $44.351 $44.351
50% $54.116 $66.526 $80.664
100% $66.134 $88.702 $131.596
200% $99.004 $133.052 $303.219
300% $148.195 $177.403 $640.829
Incremento Porcentual Tasa de rendimiento Aportes de Capital Tiempo
Caso Base 0% 0% 0%
50% 22% 50% 82%
100% 49% 100% 197%
200% 123% 200% 584%
300% 234% 300% 1345%
Fuente: Elaboración propia

Así, por ejemplo, veamos el caso de una variación del 50% en cada una de las variables. Si la tasa de rendimiento aumentara un 50% (es decir que ahora pasaría a ser de 10,5% anual) y el aporte continuara en u$s 250 mensuales por los mismos 10 años, el capital final alcanzaría en este caso los u$s 54.116. En cambio, si el aumento fuera de un 50% en el dinero aportado (u$s 375 mensuales en lugar de los u$s 250) pero la tasa continuara siendo del 7% anual durante 10 años, en este caso el capital final sería de u$s 66.526. Por último, si este mismo ahorrista invirtiera por 15 años (en lugar de por 10) sus u$s 250 mensuales al 7% anual, su capital final llegaría a los u$s 80.664. Como se observa, frente a un incremento individual del 50% de cada una de las variables, en el caso de la tasa de rendimiento obtiene un 22% más de capital final, en el caso de los aportes obtiene un 50% más de capital final y en el caso del tiempo obtiene un 82% más de capital final.

Y mientras más aumentamos en términos porcentuales en cada uno de ellos, el resultado en favor de focalizarse más en el tiempo es cada vez mayor.

Con estos números presentes, más de un ahorrista se estará replanteando totalmente su forma de invertir. La importancia de comenzar a ahorrar e invertir desde joven es vital en los resultados finales alcanzados. Dado que a medida que uno entra en más años las variables que están a su disposición para modificar (el rendimiento y el aporte de capital) tienen un menor impacto, a la vez que son mucho más difíciles de controlar que el mero transcurso del tiempo. Para quienes ya están más cerca de la jubilación, quizás estos números le ayuden a ver que más que una importante herencia, una correcta educación financiera que les muestre los beneficios de empezar a ahorrar desde jóvenes puede ser el mejor regalo para sus hijos. “Time is money” dicen los norteamericanos. Parece que están en lo cierto.

Para obtener más información sobre alternativas de inversión o consultas te invita a visitar mi sitio web www.matiasdaghero.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here