BONOS ARGENTINOS: OPORTUNIDADES PARA TODOS LOS PERFILES DE RIESGO

A la espera del acuerdo con el FMI o algún otro driver que actúe como catalizador para la sobre castigada –a mi modo de ver- curva de bonos local, en cualquiera de sus alternativas y rangos encontramos excelentes oportunidades de inversión. La tensión macroeconómica vivida sobre todo en el mes de Mayo llevó al riesgo país a superar los 515 puntos y esto se manifestó claramente en los rendimientos de la curva soberana hard-dollar, con papeles cuyos rendimientos en moneda dura superan el 9% anual.

Para perfiles conservadores, en el tramo corto abundan las opciones. Por un lado, la tasa de lebac por encima del 40%, con vencimiento a Junio, garantiza cobertura contra la inflación, la volatilidad y sobre todo liquidez inmediata puesto que es el título más transado en el mercado Argentino hoy en día. Una buena combinación para esta última en un portafolio diversificado podría ser el Bonar 2024, cuya sigla Ay24, posee un rendimiento anual del 6.32% y alta liquidez tanto en pesos como en dólares. Además, posee dos características fundamentales que reducen significativamente su riesgo Duration: su más que interesante cupón en dólares del 8.75% anual y el hecho que comienza a amortizar -devolver el capital- a partir del Mayo del año que viene en cuotas de 16,6% anuales hasta Mayo del 2024. Otro título interesante a tener (pensando en la tasa real) es el Boncer 21 (TC21), título que indexa por inflación y además nos paga una Yield de 6.64%.

Para aquellos perfiles moderados y pensando en algo de ganancia de capital, la curva media con el bono Discount USD (DICA) es la opción más interesante. Con una duration que no supera los 6 años y un cupón del 8.28% anual, este bono cotiza casi a la par –algo no muchas veces visto desde el cambio de gobierno- y su rendimiento es del 8.17% anual. Lo interesante de este título es que en caso de comprimir su rendimiento a un moderado 7% – algo más que posible, puesto que llego a rendir apenas por encima del 6% en sus mejores momentos- nos dejaría una ganancia de capital en moneda dura del 8.1% aproximadamente, que sumado al mismo devengamiento de intereses nos dejaría una ganancia de dos dígitos en dólares hasta fin de año. Su primo hermano en pesos, el DICP, cotiza muy por debajo de la par (92%) y paga rendimientos de CER + 7.04% con una enorme potencialidad de ganancia de capital tanto por su indexación como por su duration.

Por último, aquellos que buscan ganancia de capital y una jugada especulativa, bonos del tramo más largo de la curva ofrecen rendimientos cercanos al 9%, como el caso de los bonos PAR o el famoso Century Bond (AC17). En estos títulos, una compresión de rendimiento de 1% significaría automáticamente una ganancia de capital superior al 10% en dólares, sin contar devengamiento de interés. Esta hipótesis no parece muy descabellada siendo que estos títulos llegaron a rendir por debajo del 8% en gran parte de la actual administración y, siendo razonables, si bien Argentina presenta desequilibrios macro importantes el castigo parece excesivo.

El driver a monitorear será el acuerdo con el FMI, ya que asegurada la fuente de financiamiento el gobierno no tendrá necesidad de salir a emitir al exterior, haciendo la oferta de estos títulos con rendimientos tan elevados una figurita más difícil de encontrar, lo que debería redundar en suba de precios y baja de rendimientos en el corto plazo. El ingreso a la OCDE como marco de un país más previsible a mediano y largo plazo y una posible recategorización a mercado emergente por parte de MSCI también serán eventos a monitorear y seguir de cerca durante este mes, que se espera, cargado de novedades. Los inversores no solo tendrán su cuota de adrenalina con la llegada del mundial de Futbol.


¿Te interesan las acciones argentinas? Mirá nuestro Suplemento AT N° 214.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here